Fira renueva la confianza en Optima

firadebarcelona6_03

Fira de Barcelona renueva la confianza en Optima facility para realizar los servicios de limpieza y gestión de residuos en los recintos feriales de Montjuïc y Gran Vía.

 El pasado mes de Septiembre, Optima ha resultado adjudicataria de los servicios de limpieza y gestión de residuos en todas sus instalaciones, renovando así la confianza obtenida tras 6 años de servicio.

Fira de Barcelona es hoy una de las más importantes organizaciones feriales de Europa y su prestigio internacional va estrechamente ligado a la marca Barcelona, ciudad con más de un siglo de tradición ferial. Cuenta con más de 400.000 m2 de superficie expositiva equipados con las infraestructuras más avanzadas y un completo nivel de servicios feriales. Su aportación anual a la economía de la ciudad y su entorno se estima en más de 2.600 millones de euros y su actividad, además, genera valor social y público.

 Con el objetivo permanente de aportar a nuestros clientes el máximo valor añadido, Optima ha propuesto a Fira de Barcelona los más innovadores sistemas de control así como los últimos avances en tecnología aplicada al desarrollo de los servicios destacando las siguientes aportaciones diferenciales:

Incorporación al servicio de un alto grado de compromiso y transparencia para con el Cliente, gracias al seguimiento y la trazabilidad de las operaciones aportados por nuestro propio sistema de gestión de servicios, Optima SIFS (Smart Integrated Facility Solution), que supone la conectividad total entre Cliente y proveedor mediante la información en tiempo real, la geo-localización de recursos y la información de cumplimiento de SLAs también en tiempo real

Implantación de tecnología innovadora como la instalación de papeleras inteligentes con sensor de llenado (Smart bins), el uso de pulseras de control de presencia, el seguimiento de tareas mediante códigos QR, y la implantación de maquinaria autónoma de limpieza como el robot Cleanfix.

Nuestra aportación en responsabilidad ambiental como agentes de la nueva economía circular, aumentando el porcentaje de residuos valorizados y minimizando la eliminación de forma que el residuo generado se reconvierte en un nuevo producto o materia prima secundaria para la industria en un entorno prácticamente integral de ciclo productivo permanente y continuo, posicionando a Fira de Barcelona como paradigma  de la economía circular en Europa.

Todo ello se traduce en una excelente optimización de los recursos humanos y técnicos, contribuyendo a la innovación constante así como a la sostenibilidad y a la eficiencia global del servicio.