FM What’s next?

optima-whatsnext

El sector de Facility Management como industria, tiene sus raíces en la década de 1970 en los EE.UU y en los años 80 en el Reino Unido y Europa. Hoy en día, la industria de FM ha crecido considerablemente y sólo en el Reino Unido se estima que vale más de £ 120 mil millones al año.

 ¿Qué sigue?

Según el profesor Per Anker Jensen, del Centro de FM de la Universidad Técnica de Dinamarca, autor de varios informes sobre el sector FM europeo, los servicios de FM representan alrededor del 5% del PIB en una economía madura como la de países del norte de Europa y en países donde el sector está más avanzado, como el Reino Unido, podría incluso llegar al 8 por ciento del PIB. Desglosando en servicios internos y subcontratados, se estima que los servicios de outsourcing representan alrededor de dos tercios del valor total de FM.

Guy Hewett, analista de finnCap, señala que el rápido crecimiento del sector se ha terminado porque ha madurado y que en el futuro se caracterizará cada vez más por una elevada competencia y compañías que se harán más fuertes mediante compras de empresas en lugar de crecer orgánicamente. Un informe reciente de PwC estima que los mercados de FM maduros del norte de Europa sólo crecerán a una tasa de crecimiento anual del 1,1 % durante la mayor parte del resto de la década actual.

Entonces, “¿qué sigue?” ¿de dónde viene el siguiente crecimiento?, o ¿está el sector condenado a años de crecimiento bajo y poco atractivo? Hewett identifica que la tecnología y el Internet de las Cosas son las que probablemente “darán forma al mercado” en los próximos años porque ofrecen a los operadores, y a sus clientes finales, una eficiencia mucho mayor en términos de gestión y podría ser la raíz del próximo gran salto del sector.

Esta teoría también la expone Satvir Bungar en BDO, quien argumenta que el FM está evolucionando desde un negocio de “gente” a un negocio de “personas y datos” donde “las relaciones son cada vez más estratégicas y menos transaccionales, lo que presenta oportunidades para invertir, innovar y conducir el cambio”.

Según Bungar,  “El green fue una mega-tendencia de los últimos 10 años y, si bien seguirá siendo importante, habrá un cambio hacia la analítica de datos y productos inteligentes y conectados.

Las identidades cambiantes de los proveedores de FM

Como señala Bungar, la entrada de empresas de muchos otros sectores en el sector de FM en los últimos años ha desdibujado la imagen cuando se trata de determinar cuál es la contribución al PIB del sector. Para ilustrar la amplitud de lo que se puede describir como servicios de FM, cita la inclusión del informe de negocios de TI y servicios de telecomunicaciones como parte del panorama FM.

Dado que la tecnología tiene un impacto cada vez más significativo en el sector de FM, la identificación de una empresa de FM ‘típica’ será cada vez más difícil. El operador tradicional de FM tendrá que reaccionar ante el creciente uso de la tecnología en el sector, ya sea comprando “expertise” a través de fusiones y adquisiciones, lo que añade riesgo de ejecución, o desarrollando internamente tales especializaciones, lo cual requiere más tiempo.

Cómo mejorar la posición de FM

Puesto que actualmente se está analizando la contribución al PIB de los servicios de FM, ¿cómo puede la industria en su conjunto mejorar su proyección? Una forma, según el profesor Jensen, es que se creen más estándares y puntos de referencia del sector.

Señala que en la actualidad hay dos normas ISO asociadas a FM con una tercera que podría lanzarse el próximo año, lo que “podría dar un mayor impulso para elevar el perfil de FM”. El hecho de que esta última norma ha estado “en fabricación” desde 2014 ilustra cómo obtener tales puntos de referencia para todo el sector puede llevar un tiempo considerable y no debe considerarse como una panacea instantánea para el perfil de la industria.

No obstante, más estándares para la industria y un lenguaje común son parte de la creciente madurez del sector y sólo pueden ayudar a mejorar la visibilidad de su contribución al PIB a largo plazo.

Sin embargo, con una proporción tan significativa de FM que todavía se realiza de forma interna -y con una amplia gama de nuevos participantes ampliando su alcance en diferentes direcciones- definir la contribución de FM al PIB en términos claros y concisos seguirá siendo una tarea difícil.