Optima facility, nuevo miembro de la Asociación de Empresas Familiares

Optima facility fomenta los valores y el espíritu de la empresa familiar como garantía de continuidad y éxito empresarial. En este sentido, Optima facility se ha incorporado como nuevo miembro de la ASCEF, asociación territorial vinculada al Instituto de la Empresa Familiar y al Family Bussiness Network (F.B.N.).

Foto ACEF

Las empresas familiares son el elemento fundamental de la actividad económica, como lo demuestra su importantísima participación en términos de creación de riqueza y empleo. Las empresas familiares en España representan el 90% de todas las compañías y generan el 70% de todo el empleo, lo que significa unos 7 millones de puestos de trabajo. Su creciente importancia se ve reflejada en su papel como impulsoras de la actividad empresarial, en su capacidad para emprender y en su aportación a la innovación.

El valor de tener valores

En momentos de inestabilidad económica y escándalos corporativos, las empresas familiares se perfilan como un modelo de éxito a seguir. Tienen una visión a largo plazo que contrasta con el cortoplacismo de otras compañías, y cuentan con un férreo sistema de valores que guía su estrategia.

Detrás de toda empresa familiar hay siempre un sistema de valores particular que configura la esencia de la compañía y que se convierte en un elemento principal de su continuidad. Los valores tienen un papel crucial en la creación de la cultura empresarial propia e inciden directamente en el concepto de negocio y en su aplicación a la gestión del mismo.

Optima facility es una compañía compuesta por un equipo de más de 3.500 personas que tiene el propósito y la ilusión de ser reconocido en el mercado en la aplicación de sus valores corporativos. Dichos valores representan la base de su cultura e identidad corporativa, y son los generadores de sus principales ventajas competitivas y el motor de su crecimiento.

Un modelo en tiempos de crisis

El comportamiento de la empresa familiar ha sido mejor durante la crisis. Mientras en el 2007, por cada millón de euros ingresados por una empresa familiar se generaron 4,7 empleos, en 2013 se generaron 5,1. En cambio, las empresas no familiares generaron 3,1 empleos por cada millón de euros en el 2007 y 3,0 en el 2013.

¿Por qué se dice que las empresas familiares son un ejemplo a seguir en tiempos de crisis? A grandes rasgos, se puede decir que hay 4 factores que caracterizan a las empresas familiares: el propósito final de la organización, la forma de planificar su estrategia, la manera de adaptarse al entorno exterior y el estilo de cultura corporativa. Sin duda alguna, destaca su visión a largo plazo. Su estrategia se basa en la prudencia y en la anticipación, y sus objetivos no son meramente económicos, sino también sociales.

Las empresas familiares son un modo de transmitir ciertos valores y proporcionar un servicio a la comunidad en la que están integradas. Si algo caracteriza a este tipo de compañías es su capacidad de analizar el pasado y mirar hacia el futuro, siempre con la vista puesta más allá del presente. Estas características las hacen especialmente fuertes y atractivas, desde el punto de vista empresarial, y más en un momento de inestabilidad económica como el actual, acusado por una grave crisis de valores a nivel general.